Pablo Carreño ha reaparecido tras ocho meses parado por una lesión en el codo. Su médico y su entrenador explican en Relevo su recuperación

La tendinitis rebelde que ha llevado al límite a Pablo Carreño: "Hubo momentos en los que se replanteó todo"

«Pablo ya notó algo en el codo durante la Copa Davis (en noviembre de 2022) y después en Australia sufrió una lesión en el húmero«, explica a Relevo Ángel Ruiz-Cotorroel doctor por excelencia de los tenistas españoles. «Todo se complicó después, cuando la lesión del húmero remitió y apareció de nuevo la del tendón. La tendinitis se puso rebelde».

Un tratamiento de células madre

El diagnóstico era complicado. La rotura era de cinco centímetros. Carreño intentó por todos medios jugar Barcelona y el Mutua Madrid Open, pero su codo decía otra cosa. Cada vez que forzaba, el tendón se le inflamaba. Hasta que llegó un momento en el que decidió parar por completo. «Fue el momento más complicado, recuerdo bien esa conversación en Madrid, cuando tomamos la decisión de dar un paso adelante y empezar el tratamiento con células madre», cuenta Cotorro.

* EL REPORTAJE COMPLETO EN EL ENLACE

https://bit.ly/3tj4EjY

 

Pablo Carreño durante un entrenamiento en Copa Davis en 2022
Pablo Carreño durante un entrenamiento en Copa Davis en 2022

Deja un comentario

Español